Jules Daufresne

“Parada en el campo” obra Albért Isola, litografiada por Julio Daufresne.

Era natural de Francia. Llegó probablemente a Buenos Aires hacia la segunda mitad de 1835, como desertor de un buque de su bandera. César Hipólito Bacle “por favorecerle en su miseria”, lo recibió en su taller donde le enseñó el arte litográfico bajo “la precisa condición de que no podría trabajar en ningún otro establecimiento de litografía de esta ciudad”. Unos meses después –agrega Bacle- el joven Daufresne ya había aprendido perfectamente su oficio, pero cuando se le exigió que cumpliera la obligación que verbalmente había contraído, firmando el respectivo contrato, se negó a hacerlo, y se fugó de la casa de su protector llevándose dinero y algunos modelos litográficos.

Trabajando con Bacle, ejecutó las ilustraciones del periódico “Museo Americano” (números 43, 45 y 47) que se refieren a “Ulises y el cíclope Polifemo”, una lámina sobre un tema de geología, y una “Visita de la ciudad de Burgos”.

Alejado del taller de Bacle, entró a trabajar como oficial en las litografías de Bernard y de Sánchez, donde ejecutó unas vistas y un plano de la ciudad de Buenos Aires, y una serie de trabajos peruanos, La realización de estas litografías fue una de las causas que provocaron el pleito que le siguió Bacle contra los citados litógrafos. El juez de la causa ordenó que fuesen retiradas de la venta y dispuso el cierre de los establecimientos de Bernard y de Sánchez, que carecían de licencia en regla. Dice un autor que “Se ha considerado que la hermosa vista litográfica de Buenos Aires, que forma parte de la llamada “Serie Grande” de Ibarra, es una de las vistas ejecutadas por Daufresne e incriminadas por Bacle”. Bonifacio del Carril ha demostrado, sin lugar a dudas, que ello no es exacto, pues las vistas discutidas en el pleito fueron todas del interior de la ciudad. Cuando Gregorio Ibarra adquirió las prensas de Bernard y fundó la “Litografía Argentina”, Daufresne trabajó para Ibarra, ejecutando las pequeñas láminas tituladas: “Buenos Aires”, “Cabildo”, “El Fuerte” y “Recova Vieja”. Dibujó también la “Media Caña”, que fue litografiada por Carlos Morel.

En 1838, dibujó y litografió la invitación a los funerales de Encarnación Ezcurra de Rosas. Años después se convirtió en colaborador de la Litografía de las Artes, de Luis Aldao. Ejecutó para ella once láminas del primer cuaderno del interesante álbum titulado “Usos y costumbres de Buenos Aires”, editado en 1844. La restante del primer cuaderno y las diez que se conocen del segundo son obras de Albért Isola. En el mismo año 1844, ejecutó Daufresne los retratos litográficos de Thiers, del Mariscal Soult, de Chateubriand y de Laffite, que acompañan a cada uno de los cuatro cuadernos que, con la respectiva biografía de los personajes nombrados, constituyó la “Galería de Ilusrtes Contemporáneos”, editada en Buenos Aires por la imprenta de Arzac.

Realizó también, por lo menos, los retratos litográficos del general Aldao, del canónigo Segurola, del almirante Brown, del general Rosas, del general Urquiza, y del general Fructuoso Rivera, estos dos últimos muy raros y poco conocidos.

No hay duda de que Daufresne logró superar sus comienzos difíciles y tortuosos y de que llegó a desempeñar un meritorio papel dentro del arte litográfico en la Argentina.

No se sabe cuándo ni dónde murió.

Fuente
Cutolo, Vicente Osvaldo – Nuevo Diccionario Biográfico Argentino – Buenos Aires (1969).
Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado
Portal www.revisionistas.com.ar

Artículos relacionados

Carlos Morel
El “affaire” de César Hipólito Bacle
Adolphe d’Hastrel de Rivedoux

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar