Club Atlético Vélez Sarsfield

Club Atlético Vélez Sarsfield (Estadio de Basualdo y Pizarro)

Vélez Sarsfield, un club auténticamente arraigado en lo más tradicional del oeste de Buenos Aires, nació un 1° de enero del año 1910, con un nombre largo y extraño: “Club Atlético Argentinos de Vélez Sarsfield”, como reza su prolija acta de fundación firmada por su presidente Luis Barredo y su secretario Alejandro Doldaín.

Tres pibes fueron los inspiradores: Nicolás Marín Moreno y sus amigos Julio Guglielmone y Martín Portillo que lo acompañaron al primero en aquella tarde de lluvia cuando se refugiaron en el túnel de la Estación Vélez Sarsfield (hoy Floresta) del Ferrocarril Oeste. Allí durante la charla, nació la gran idea. Posteriormente, en la casa de Antonio Marín se reunieron Placido Marín, Luis Barredo, Alejandro Doldaín, Adolfo Barredo, Nicolás Marín, Fidel Rodriguez, Martín Portillo, Vicente Pozo, Rodrigo de la Hoz y Julio Money, decidieron fundar una “Sociedad Sportiva”. Luis Barredo Cobián resultó elegido como el primer presidente del flamante club que llegaría a ser orgullo del Fútbol Argentino.

El peligroso cruce de la estación con la calle Bahía Blanca generó la construcción del túnel. La estación Floresta había sido instalada precariamente como terminal del primer ferrocarril argentino, conducido por la máquina “La Porteña”, que comenzó sus viajes entre Buenos Aires y el Pueblo de San José de Flores. En 1888 los directivos del Ferrocarril Oeste la denominaron Vélez Sarsfield, en homenaje al jurista argentino autor del Código Civil y del Código de Comercio, Dalmacio Vélez Sarsfield. Así se llamó hasta 1910, cuando volvió a ser Floresta. Pero ya había dado origen al nombre de uno de los clubes de Barrio más progresistas.

Llegó 1911 y las actividades del club estaban bastantes desordenadas. Las reuniones eran bastantes tumultuosas y administrativamente informales. Todos querían, esencialmente, jugar al fútbol, por eso se decidió el 8 de abril de aquel año reorganizar la comisión directiva. También se eligió la primera camiseta oficial, ya que para entonces se jugaba con una integralmente blanca: “Fue aprobado adoptar como uniforme una blusa blanca con cuellos puños punzó”

El 3 de febrero de 1912 quedó acordado el cambio de los colores del uniforme. Dice el acta: “Serán desde la fecha camiseta azul marino y pantalón blanco. Mientras que a moción del señor Ferreras se resolvió que las blusas que el club usaba anteriormente servirán y quedarán de reserva para casos de urgencia.

En 1913 la Federación obligó a usar un field de mayores dimensiones, por eso se firmó un contrato con Juan Martín Figallo, de dos años, por un terreno sobre la calle Escalada, más precisamente en Escalada y Chascomús. En la sesión del 7 de febrero se incorporaron diez nuevos socios quien se destaca José “Don Pepe” Amalfitani, quien posteriormente se convertiría en eje fundamental de la rápida evolución institucional. A mediados de año ingresaron los hermanos José y Roberto Forrester, integrantes de una familia que aportó otros tres futbolistas a la institución: Rodolfo, Alfredo y Alberto. En la asamblea del 23 de Noviembre se resolvió abreviar el nombre de la entidad que pasó a llamarse “Club Atlético Vélez Sarsfield”.

En 1914 se comenzó a emplear la camiseta tricolor: roja, blanca y verde. Asimismo sugirió la posibilidad de alquilar un terreno mejor ubicado. La nueva cancha estaría situada en un lote de propiedad de Juan Vaccaro, del lado norte de la estación de Villa Luro, entre las calles Cortina, Bacacay, Victor Hugo y el arroyo Maldonado, que corría junto a la avenida Gaona en su traza primitiva, más conocida como Camino de Gauna.

En 1915 Vélez Sarsfield decidió incorporarse a la Asociación Argentina de Football, ya que la Federación había desaparecido, por lo que la competitividad de los torneos se hizo más dura y difícil. Corrían los tiempos en que Don Pepe Amalfitani comenzaría a trascender con sus propuestas y decisiones elaboradas con gran criterio. La noche del 14 de Marzo de 1916 se resolvió el uso definitivo de los nuevos colores: a rayas verticales, verdes y rojas apenas separadas por una línea blanca más fina.

La importancia y el paulatino crecimiento de Vélez comenzó a hacerse evidente. Muchos clubes les solicitaban su cancha para disputar sus encuentros. La comisión designó a José Amalfitani y a Juan González como delegados ante la asociación.

La gran Muralla: Así se llamó a la famosa defensa que jugó entre 1917 y 1919. Estaba compuesta por José Forrester, José Luis Boffi, Miguel Fontana, Juan Fontana, Acacio Caballero y Atilio Badaracco.

En Diciembre de 1917, Vélez Sarsfield jugó una histórica final por el ascenso contra Defensores de Belgrano, iba perdiendo 2 a 1 y el árbitro le concedió un penal sobre la hora, lo remató Badaracco, pero fue contenido a medias por el arquero Giacomeli. Según los testimonios, ambos linesman levantaron sus banderas, indicando que la pelota había entrado, pero el árbitro no dio el tanto e hizo seguir el juego. Poco tiempo después terminaba el partido con la derrota del equipo de Villa Luro.

El 06 de octubre de 1919 Vélez decidió incorporarse a la nueva Asociación Amateurs de Futbol, alejándose de la Argentina, donde había sido objeto de malas decisiones en su contra.

En 1920, la comisión directiva decidió realizar trabajos de ampliación en la cancha de Cortina y Bacacay. El 9 de diciembre se ratificaron las gestiones para ocupar un terreno comprendido entre las calles Schmidl, Basualdo, Guardia Nacional y Pizarro, por lo que el sueño de la cancha con tribunas ya empezaba a acariciarse.

Finalmente en noviembre del año 1923 quedó terminada la gran tribuna de tablones de madera en la nueva cancha de Basualdo. La tribuna tenía el clásico techo inglés y cobijaba a los socios y directivos en sus gradas.

El 16 de Marzo de 1924 se realizó la inauguración oficial del nuevo terreno en un partido con River Plate el cual fue un empate en dos tantos y se invitó a todas las autoridades de los clubes afiliados a la Asociación de Amateurs.

La empresa Thyssen fue la encargada de construir la anhelada tribuna popular del lado este.

En los años siguientes, Vélez siguió progresando institucionalmente: llegaron tribunas cabeceras, el primer partido nocturno en su cancha el viernes 7 de diciembre de 1928, y también la angustia ante la posibilidad del descenso. Por eso se contrató a Luis Martín Castellano, un profesor de Educación Física, amante del fútbol, quien según las estadísticas fue el primer técnico del fútbol Argentino. Castellano logró su cometido y Vélez permaneció en primera.

Hacia fines de 1930 y comienzos de 1931, el primer equipo de Vélez Sarsfield, efectúa una gira panamericana para disputar encuentros contra diversos clubes de Chile, Perú, Cuba, México y Estados Unidos. Disputó 25 partidos, con 20 triunfos, 4 empates y 1 derrota. Se habían marcado 84 tantos y sufrido 32 goles en contra.

En el año 1931 Vélez Sarsfield ingresó al profesionalismo en el año al ser uno de los equipos que organizaron la Liga Argentina de Football. En su primer partido oficial, jugado el 31 de mayo de ese año, perdió como visitante frente a Platense por 1 a 0.

En 1932 nació el apodo del club (Fortín), cuando en el diario Crítica se publicó una nota donde el periodista Hugo Marini, jefe de de la sección deportes, describía al estadio de Villa Luro como “un Fortín”, porque se hacía difícil vencerlo jugando como local.

Una de las hipótesis sobre el origen de la camiseta blanca con la V azulada, sugiere que en 1933 un comerciante ofreció a los dirigentes un lote de camisetas blancas con una “V” azul en el pecho, encargadas por un equipo de rugby que nunca las retiró. El club aceptó la propuesta y así adoptó su uniforme actual.

El 17 de diciembre de 1935, en el estadio de Vélez Sarsfield, se disputó el primer partido de fútbol en horario nocturno del profesionalismo argentino. Fue entre el equipo local y Platense, resultando vencedor Vélez por 4 a 2. En ese mismo año, Agustín Cosso se consagra goleador del torneo con 33 tantos y Victorio Spinetto se consolida como un referente del primer equipo de Vélez Sarsfield. Nuevamente, en 1936, el primer equipo realiza giras al exterior del país; primero en Chile enfrenta a Colo-Colo, Unión Española, Audax Italiano y posteriormente se traslada a Perú para enfrentar a Alianza Lima y Universitario de Deportes. Hacia fines de año viaja a Brasil, para enfrentar a Vasco da Gama, entre otros equipos paulistas y cariocas.

En 1940 el club perdió la categoría al vencer Atlanta a Independiente 6 a 4 en un partido sospechado de arreglo, donde a los 4 minutos Independiente ya perdía 2:0, y al término del primer tiempo el resultado favorecía a Atlanta por 6 a 0. Se ha afirmado que este resultado llamativo pudo haber sido consecuencia de la derrota que Vélez le había propinado a Independiente faltando cinco fechas. Con el resultado final, Atlanta aventajó a Vélez en un punto. Con el descenso, el club fue desalojado de los terrenos del estadio y entró en una profunda crisis, que se superó gracias al trabajo de José Amalfitani. Se obtuvieron nuevos terrenos; se trasladó el estadio y, finalmente, se retornó a primera división en 1943 luego de consagrarse campeón n de la segunda categoría. En ese año se inaugura el nuevo estadio en el antiguo “pantano del Arroyo Maldonado”, el cual fue rellenado con tierra y piedras para asentar el terreno. La década del ‘40 encontró a Vélez en posiciones mediocres, en lo quesería, su peor época futbolística. En esta década, en 1945, se destaca la mayor goledada propiciada en el profesionalismo a Independiente por 8 a0, saldando la vieja cuenta de 1940 con el equipo de Avellaneda.

Miguel Angel Rugilo, estupendo arquero surgido en las divisiones inferiores del club, logró en 1949 detener 5 penales en 5 partidos consecutivos y en 1950 detuvo dos penales en un mismo encuentro frente a River Plate. El 9 de mayo de 1951 defendió la camiseta de la selección argentina en su encuentro contra Inglaterra en el Estadio de Wembley. Aunque Argentina perdió por 2 a 1 su actuación fue destacada, lo que hizo que el periodista Luis Elias Sojit lo bautizara como el “León de Wembley”.

Vélez Sarsfield en la década del ‘50 realizó torneos de regulares a aceptables. En 1951, precisamente el 22de abril, en el mismo predio que ocupaba desde comienzos de la década del 40, y luego de tres años de ejercer la localía en otras canchas, inaugura un estadio totalmente nuevo, de cemento prácticamente en su totalidad. Esa tarde, el equipo le gana a Huracán por 2 a 0 en el “José Amalfitani” con tantos del delantero Raúl Nápoli.

Entre noviembre de 1951 y febrero de 1952, el primer equipo realizó una gira por Brasil para realizar una serie de 10 encuentros amistosos, finalizando en la Ciudad de San Paulo victorioso por 1 a 0 (Norberto Conde) contra el Palmeiras. En total se obtuvieron 9 triunfos y 1empate. Como hecho curioso se puede nombrar como el popular cantante argentino Alberto Castillo ofició fortuitamente como médico de la delegación en la ciudad de Pernambuco al insolarse algunos jugadores en sus playas. Posteriormente el cantor, reconocido hincha Fortinero, ajustó algunas de sus presentaciones para acompañar al equipo el resto de la gira.

Un año después, en 1953, obtuvo su primer subcampeonato quedando a 4 puntos de River Plate, dirigido por Victorio Spinetto, figura emblemática de la institución. En este certamen queda establecida una de las delanteras más reconocidas de la época, integrada por Ernesto Sansone, Norberto Conde, Juan José Ferraro, Osvaldo Zubeldía y Juan Carlos Mendiburu

Hasta aquí Vélez Sarsfield pudo bastarse en sus ambiciones con su Fortín, su garra, su sangre, su vehemencia, su fútbol de fuerza. Ahora que es una gran institución sus ambiciones tienen que ser mayores, ganar campeonatos incluso. Debe tomar la línea de los grandes equipos y de las instituciones futbolísticamente ambiciosas.

La década del ‘60 comenzó a asentar las bases de un crecimiento deportivo importante. Tanto es así que durante dicha época el equipo de Liniers terminó varias veces entre los primeros lugares de los torneos de AFA. El equipo terminó quinto en el torneo de Primera división de1966 y tercero sendas veces en el Nacional 1967 y el Metropolitano del mismo año. En el posterior certamen finalizó primero en su zona, lo que le permitió jugar las semifinales con Estudiantes de La Plata, con quien cayó por 1 a 0.

En 1965, Juan Carlos Carone se consagra goleador del certamen con 19 tantos convertidos.

Torneo Nacional 1968

Vélez fue campeón por primera vez el 29 de diciembre de 1968. El equipo ganó 10 partidos, marcó 39 goles y logró su mayor goleada de la temporada al vencer por 11 a 0 a Huracán de Bahía Blanca. Además tuvo al máximo artillero del campeonato, Omar Wehbe con 16 tantos.

El Mundial de Fútbol de 1978, tuvo como subsede el estadio de Liniers, que fue remodelado de acuerdo con el reglamento dispuesto por la FIFA. Se construyeron nuevas plateas, y se amplió la capacidad del “Nuevo Fortín” a 50.000 espectadores.

El estadio Amalfitani recibe la visita del Papa Juan Pablo II el 10 de abril de 1987 y celebra una misa ante la presencia de 55.000 fieles.

Torneo Clausura 1993

Vélez se consagró campeón del Campeonato Clausura el 8 de junio de 1993 tras empatar en La Plata con Estudiantes 1 a 1 en la decimoctava fecha del Torneo. Carlos Bianchi, el máximo goleador de la historia del Club, fue el director técnico que llevo a Vélez a liderar la tabla de posiciones con 27 puntos. El equipo estaba formado en su mayoría por jugadores de las inferiores como Marcelo Gómez, Christian Bassedas, Omar Asad y José Flores, a los que se le sumaron jugadores ya consagrados subcampeones el año anterior bajo la dirección de Eduardo Luján Manera, entre otros José Luis Félix Chilavert, Roberto Trotta, Víctor Sotomayor, Raúl Cardozo, José Basualdo y Walter Pico.

Copa Libertadores de América 1994

Sin dudas, el 31 de agosto de 1994 es una fecha que ningún velezano podrá olvidar fácilmente. Fue el paso más grande que dio Vélez y que lo hizo reconocido ante el continente americano. En la fase inicial, clasificó primero y en su camino a la gran final dejó a Defensor Sporting de Uruguay, Minervén de Venezuela y Junior de Colombia sin chances de pelear. Las increíbles atajadas y ejecución de penales por parte del paraguayo Chilavert fueron el arma letal de Vélez. De local ante el San Pablo de Brasil, Asad convirtió el único gol que le dio las esperanzas de ganar esa final. Y finalmente, el Morumbí esperaba al equipo de Liniers, y luego de una ajustada definición por penales en la que el Fortín superó a San Pablo por 5 a 3, la Copa viajó hasta las vitrinas de Liniers. Vélez campeón de América, el primer gran sueño cumplido

Copa Europeo sudamericana – Intercontinental 1994

Tras su victoria frente al San Pablo, Vélez tenía pendiente un desafío de una magnitud jamás experimentada: debería enfrentar al Milan de Capello en Tokio. Era un enfrentamiento de campeones, y el barrio aplastó al Imperio. Trotta con un penal a los 12 minutos del segundo tiempo y Asad con un golazo 7 minutos después fueron suficientes para cumplir con el objetivo. Ese 1de diciembre de 1994 Vélez se consagró Campeón del Mundo.

Torneo Apertura 1995

Vélez revalidó sus títulos en 1995 al conquistar en Campeonato Apertura, con los mismos hombres de siempre más el esfuerzo del jujeño Herrera y algunos juveniles promovidos por Bianchi. Con seis victorias en los últimos seis partidos, y un contundente 3 a 0 contra Independiente en Avellaneda, el 17 de Diciembre, Vélez se adjudicó su tercer título en campeonatos nacionales.

Copa Interamericana 1996

Al haber logrado la Copa Libertadores en 1994, no sólo tuvo la oportunidad de disputar la Supercopa en los años siguientes, sino que también la Recopa Sudamericana y la Interamericana, esta última enfrentando al campeón de la Copa de Campeones de la Concacaf, el Sport Cartaginés de Costa Rica. El primer partido, en San José, terminó empatado sin goles. En la revancha, disputada el 24 de febrero en el José Amalfitani, Vélez lo derrotó con dos goles de José Flores y se coronó campeón de la Copa.

Torneo Clausura 1996

Cuatro fechas faltaban para finalizar el Campeonato, cuando Bianchi dejó en manos de su ayudante Osvaldo Piazza la dirección técnica de Vélez. El equipo llevaba una racha ganadora con solamente un partido perdido frente a Estudiantes de La Plata. La tarde del 18 de agosto de 1996, ante Independiente, el último rival del Torneo, Chilavert sacó chapa de campeón y le atajó un penal a Burruchaga en los últimos minutos de juego. Con un empate sin tantos, Vélez quedó primero y se consagró Bicampeón en su estadio.

Supercopa 1996

El 4 de diciembre de 1996 Vélez se consagró campeón invicto de la Supercopa al derrotar en la final al Cruzeiro de Brasil por 2 a 0, con goles de Patricio Camps y Gelson en contra de su propia valla. Dos semanas antes, en Belo Horizonte, Vélez hacia historia ganando 1 a 0 con gol de Chilavert de penal, en lo que marcó la primera victoria de equipos argentinos en ese estadio ante ese rival.

Tres fueron los partidos antes de la final que tuvo que sobrepasar Vélez para ser campeón. El camino comenzó en Porto Alegre con Gremio, en octavos de final; continuó con Olimpia de Paraguay en cuartos, y Santos de Brasil en las semifinales, hasta la coronación con el Cruzeiro en la final.

Recopa Sudamericana 1997

Vélez ganó el 13 de abril de 1997 en Kobe, Japón, la única copa que le faltaba a su vasta vitrina. Empató 1 a 1 con River en los 90 minutos y en el suplementario. En la definición por panales, una vez más, la figura de Chilavert se llevó todos los laureles al contener los disparos de Gallardo y Trotta. Pellegrino, por su parte, al convertir el penal definitorio le dio la quinta estrella internacional al Club.

Torneo Clausura 1998

Chilavert y Bassedas, los puntos fuertes. Zandoná, Pellegrino, Cardozo y Compagnucci, los históricos. Y la táctica completamente diferente. El entrenador Marcelo Bielsa se había hecho cargo del equipo y promovía una renovación. Claudio Husaín, Patricio Camps, Sebastián Méndez y la aparición del juvenil Lucas Castromán fueron claves para la obtención del último título de los años ´90. El 31 de Mayo de 1998, con un gol de Posse a Huracán en Liniers, Vélez se adueñó del Clausura con un despliegue de fútbol inigualable.

Torneo Clausura 2005

Comenzó el 13 de febrero y finalizó el 3 de julio. Vélez se coronó campeón por sexta oportunidad a nivel local. Sobre 19 partidos jugados ganó 11, empató 6 y perdió 2. Tuvo 32 goles a favor y solamente 14 en contra. A lo largo del campeonato totalizó 39 puntos seguido por Banfield con 33.

Torneo Clausura 2009

En un interminable partido de futbol, que sufrió una interrupción de más de media hora por una granizada que azotó la Ciudad de Buenos Aires, Vélez, dirigido por Ricardo Gareca, se alzó con el título, tras su triunfo por 1 a 0 frente a Huracán. De esta manera obtiene el séptimo torneo a nivel nacional.

Torneo Clausura 2011

El Torneo “Néstor Kirchner” Clausura 2011 – Copa Malvinas Argentinas, fue el que cerró la octogésima primera temporada de la Primera División del Futbol Argentino, desarrollado entre el 11 de febrero y el 19 de junio. Este torneo estuvo marcado particularmente por la obtención del octavo título del Club Atlético Vélez Sarsfield, así como el primer descenso del Club Atlético River Plate.

Torneo Inicial 2012 – Eva Perón – Copa Evita Capitana

Superfinal Torneo Argentino 2012-2013

Super Copa Argentina 2013

Actualidad

Vélez es hoy una de las instituciones deportivas más grandes del mundo. Social y culturalmente, muy por arriba de otras con mucho más nombre. El lema “Cultura y Deporte” que ilumina la entrada a su Polideportivo señala el camino. El desarrollo del cuerpo y de la mente marcaron, desde siempre, la razón del ser velezano. La década del ‘90 le agregaría el fuego sagrado con que entra al tercer milenio: el alma de campeón. Vélez tiene alma de campeón. En todo. En educación, en cultura, en cualquier competencia deportiva. Los padres dejan a sus hijos de dos años en la guardería y después los acompañan en sus pasos por el Jardín de Infantes, la Escuela Primaria, la Secundaria y la Terciaria, a través del profesorado de Educación Física. Son 25 las actividades que se desarrollan en el Departamento de Cultura (desde la enseñanza de inglés, francés, portugués y danzas, hasta yoga o teatro) y 35 en el Departamento Deportivo, en la especialidad que se quiera. En el estadio, en el Polideportivo aledaño o en la Villa Olímpica de Ituzaingó. Muchos años atrás, el espíritu visionario de Don Pepe Amalfitani le permitió dejar unas palabras que, más que una frase, fueron una premonición: “Cada chico que entra a Vélez es un campeonato que se gana”. Suficiente para explicar por qué hoy Vélez es uno de los clubes más importantes del mundo.

Presidentes

1910-1913: Luis Barredo
1913-1914: Plácido Marín
1914: Roberto Piano
1914-1917: Eduardo Ferro
1917-1919: Antonio Marín Moreno
1919: Eduardo Ferro
1920-1921: Antonio Marín Moreno
1921-1923: Esteban Aversano
1923-1925: José Amalfitani
1925-1932: Enrique D’Elías
1932-1935: Nicolás Marín Moreno
1936-1937: Juan C. Sustaita
1937: Narciso Barrio
1938-1939: Nicolás Marín Moreno
1937-1938: Inocencio Bienati
1940-1941: Roberto L. Orstein
1941-1969: José Amalfitani
1969: Leonardo Pareja
1969-1970: Domingo M. Trimarco
1970-1976: José R. Feijóo
1976-1979: Osvaldo Guerrero
1979-1985: Ricardo Petracca
1985-1991: Francisco Antonio Pérez
1991-1993: Ricardo Petracca
1993-1996: Héctor Gaudio
1996-1999: Raúl Gámez
1999-2002: Carlos E. Mousseaud
2002-2005: Raúl Gámez
2005-2008: Álvaro Balestrini
2008-2011: Fernando Raffaini
2011-2014: Miguel Calello
2014-2017: Raúl Gámez

Fuente

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado
Gambini, Hugo – Historia del Club Atlético Vélez Sarsfield
Portal www.revisionistas.com.ar

Artículo relacionado

José Amalfitani

Dale Vélez – Tango (audio)

Sitio Oficial del Club Atlético Vélez Sarsfield

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar