Tomas Craig

Combate de la Vuelta de Obligado, 20 de noviembre de 1845

Nació en Irlanda en 1780.  En clase de sargento 1º formó parte del cuerpo expedicionario británico, que se apoderó de Buenos Aires en junio de 1806; y después de la “capitulación” de Beresford, Craig se quedó en el Río de la Plata.

Al estallar el movimiento emancipador de mayo de 1810, puso su espada al servicio independiente, incorporándose al Ejército Auxiliar del coronel Ortiz de Ocampo como sargento 1º, agregado al cuerpo de Artillería, en el que sirvió a las órdenes del coronel Pinto en 1811; asistiendo a las acciones de guerra en que tomó parte aquel Ejército.  El 1º de diciembre de este último año se incorporó al regimiento de Húsares del Perú en su clase.  Al mando de Díaz Vélez asistió a las batallas de Tucumán, Salta, Vilcapugio y Ayohuma; en la que fue herido, por lo que debió regresar a Buenos Aires para su curación.  El 22 de octubre de 1813 ascendió a teniente de las milicias de Córdoba.

Poco después, pasó al servicio de la Marina, bajo el mando del teniente coronel Guillermo Brown, participando en la campaña de 1814, en cuyas acciones navales tomó parte.  También actuó en el Pacífico a las órdenes del almirante Cochrane.  Permaneció en servicio hasta 1820, en que a consecuencia de los sucesos políticos de aquel año, debió emigrar a la Provincia Oriental, estableciéndose en un pueblo de campaña, donde fue comisario de policía y juez de paz.  En 1825 regresó a la República Argentina para tomar parte en la campaña contra el Brasil a las órdenes del almirante Guillermo Brown.

Al organizar este último, a comienzos de 1841, la escuadra con la cual iba a combatir por mar a los enemigos de la Confederación Argentina, Craig fue dado de alta el 9 de febrero de aquel año como teniente 1º, y nombrado comandante de la goleta “Libertad” (ex Aguiar), que montaba 5 cañones.  Dos meses después fue nombrado comandante provisional de la corbeta “25 de Mayo” (ex Krelim), barco recién adquirido y cuya preparación se confió a la pericia de Craig.  Este, en el mes de julio, después de entregar el comando de aquella corbeta al coronel Joaquín Hidalgo, pasó a ejercer igual cargo en la goleta “9 de Julio”, armada con 5 piezas.  En noviembre del mismo año solicitó dejar el servicio naval, lo que le fue concedido a pedido del almirante Brown.  Más tarde se reincorporó a la Marina.

En clase de capitán, desempeñaba las funciones de segundo del bergantín “Republicano” (ex San Giorgio), con 6 cañones; buque mandado por Juan Bautista Thorne, a quien reemplazó Craig en el comando a mediados de julio de 1842, por haber pasado aquél a desempeñar igual cargo en el “Belgrano”.  Al mando del “Republicano” asistió al famoso combate de Costa Brava, contra Garibaldi, el 15 y 16 de agosto de aquel año.

Posteriormente actuó en las operaciones que tuvieron lugar en el Río de la Plata y afluentes contra la escuadra anglo-francesa; asistiendo al combate de la Vuelta de Obligado, el 20 de noviembre de 1845, y sobre su actuación en este hecho de armas, el valiente coronel Ramón Rodríguez, Jefe de los Patricios, en un informe de fecha 25 de octubre de 1852 para constatar los servicios de Craig, dice:

“Se halló en el combate de Obligado al mando del bergantín-goleta “Republicano”, el que después de concluidas las municiones habiéndolo hecho volar según las órdenes que había recibido del General, atravesó el Paraná en los botes (porque la posición que ocupaba el “Republicano” era en el lado opuesto) y vino a las baterías, en las que siguió el combate a las órdenes del coronel Francisco Crespo, a cuyo lado permaneció hasta la terminación de aquél.  Todo lo que me consta por haberlo presenciado”.  (La posición del buque de Craig figura en la forma indicada por el coronel Rodríguez en el croquis del combate publicado en la “Historia Militar y política de las Repúblicas del Plata” por Antonio Díaz).

En el mismo expediente de certificación de servicios mencionado, figura un informe del coronel Antonio Toll, fechado el 26 de octubre de 1852, en el que expresa que Craig, actuó a sus órdenes en 1841, “habiéndole confiado comisiones delicadas, las que desempeñó con el mayor celo y actividad, no habiéndose arredrado jamás frente al enemigo, habiéndose desempeñado siempre con el mayor valor y serenidad”.

Al organizarse la nueva escuadra rosista, en agosto de 1850, Craig mandó la goleta “Santa Clara” (ex Adolfo), con 8 cañones.  El 5 de julio de 1852 fue designado comandante del bergantín-goleta “Maipú”.  En 1853 fue ascendido a sargento mayor de la escuadra de Buenos Aires.

Por su avanzada edad y su mal estado de salud, solicitó y obtuvo el 1º de diciembre de 1857 su pase al Cuerpo de Inválidos.

El sargento mayor Tomás Craig falleció en Buenos Aires el 26 de abril de 1863, a la edad de 83 años.  Fue hijo de Tomás Craig y Antonia Sern; ambos irlandeses.  Se casó en primeras nupcias con Encarnación Luján, y habiendo enviudado, volvió a contraer enlace con Juana Dónovan, (natural de Irlanda hija de Daniel Dónovan y María Crouley), en la Merced de esta Capital, el 8 de agosto de 1849.  Hijo de este matrimonio fue el teniente coronel Guillermo Craig, Expedicionario al Desierto; nacido el 28 de mayo de 1852 y fallecido el 11 de marzo de 1936.

Fuente

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado.

Portal www.revisionistas.com.ar

Yaben, Jacinto R. – Biografías argentinas y sudamericanas – Buenos Aires (1938).

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar