Bolívar y las Sociedades Secretas

General Simón Bolívar (1783-1830)

General Simón Bolívar (1783-1830)

 

Simón Bolívar fue iniciado en la Francmasonería en Londres y ante “El Area de las Promesas, juró acatamiento a los sagrados principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, que servían de lema a la Revolución Francesa”.  En Londres obtuvo del general Miranda, que había apadrinado su ingreso a la Orden Masónica, que asumiera el mando de los ejércitos revolucionarios que deberían iniciar en Venezuela la guerra de la Independencia.

 

Ya lograda la independencia de las antiguas Colonias de América del Sur, sintió, como todos los verdaderos y grandes patriotas, el zarpazo, del Poder Oculto que dirige la Francmasonería, contra él y contra las nacientes naciones.  Y seguro ya el Gran Libertador, del gran peligro que representaban, para esas nuevas naciones la Masonería y las Sociedades Secretas, promulgó en Colombia un Decreto disolviendo “todas las sociedades secretas”.  Decreto dirigido especialmente contra la Francmasonería, que era la única Sociedad Secreta importante conocida que entonces funcionaba en la nueva nación, y mandó clausurar Templos y Logias Masónicas.

 

Este Decreto del 8 de diciembre de 1828 dice entre otras cosas: “Habiendo acreditado la experiencia, tanto en Colombia como en otras naciones, que las Sociedades Secretas sirven para preparar trastornos políticos, perturbando la tranquilidad pública; que ocultando todas sus operaciones, con el velo del misterio, hacen presumir, que no son buenas ni útiles para la sociedad…. Decreto: Se prohíben en Colombia todas las asociaciones o confraternidades secretas, sea cual fuera la denominación de cada una”, Bolívar llegó a decir, sobre su permanencia en la Masonería: “Encontré allí a muchos embusteros y muchos más tontos burlados”.

 

Es evidente, que el Libertador Simón Bolívar pudo captar, durante su estancia en la Orden Masónica, cómo está constituida ésta por dos clases de masones, una mayoría de tontos útiles y una minoría de engañadores.

 

Este testimonio tan valioso de Bolívar y su Decreto que puso fuera de la Ley a la Masonería, son lecciones muy dignas de tomarse en cuenta por los Gobernadores Patriotas Latinoamericanos Militares o Civiles que, al permitir el funcionamiento de la Francmasonería en sus países o incluso al formar parte de ella, están labrando su propia perdición y la de los grandes principios Patrióticos que ellos representan.

 

Dadas las conclusiones finales que el Libertador Simón Bolívar adoptó respecto de la Masonería, es ridículo que los masones, para atraer incautos a sus filas, usen el truco de decir que la prueba de que es buena la Francmasonería para Latinoamérica, es que el Gran Libertador Simón Bolívar, se afilió a ella.

 

Fuente

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado

 

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar