Batalla de El Tonelero (1851)

Batalla de El Tonelero - 17 de Diciembre de 1851

En el Paraje El Tonelero, actualmente situado en el Partido de Ramallo, Pcia. de Buenos Aires, tuvieron lugar dos batallas, una el 22 de noviembre de 1845 y la otra el 17 de diciembre de 1851, ambas durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas. (1) La primera fue una de las acciones militares de la denominada “Guerra del Paraná”, la otra se libró durante la defensa que las fuerzas federales hicieron contra la flota imperial del Brasil y las huestes unitarias y urquicistas en su paso por el río Paraná, en la campaña que determinó el final de la Santa Federación.

No es difícil sostener que por tratarse la primera de las acciones nombradas de un suceso acontecido apenas dos días después de la batalla de Vuelta de Obligado, que la misma halla pasado casi desapercibida en las crónicas históricas posteriores, ello en virtud de que el 20 de noviembre de 1845 acaparó la atención de periodistas nacionales e internacionales con igual margen de interés y magnitud. Ni siquiera existe una mención por parte de Adolfo Saldías en su Historia de la Confederación Argentina sobre la primera batalla de El Tonelero del 22 de noviembre de ese mismo año.

El lugar se llama así –Tonelero- porque en donde hoy se encuentra la isla de las Lechiguanas, justo frente a la costa donde Mansilla defendió la posición, había unos viejos españoles que hacían toneles, de ahí lo de Tonelero: y en otra isla más pequeña situada más adentro, estaba la bodega. Este corredor del Paraná era, junto al de la zona de la Vuelta de Obligado, el que más cerca pasaba de la costa, de allí que el Tonelero se convirtió de 1845 a 1851 en un sitio indispensable para atacar a las flotas anglofrancesas, primero, y lusitanas, después. Aunque, según versiones de lugareños, en la batalla del 22 de noviembre de 1845 se luchó solamente contra las tropas navales de Francia.

Desarrollo de las acciones

En 1851, el general Lucio Norberto Mansilla dirigió una ofensiva contra 7 buques brasileños que navegaban el río Paraná. (2) Otra versión indica que fueron once los navíos imperiales, flota que “conducía a la primera división del ejército” del Brasil. (3) El brasileño Miguel de Souza Mello y Alvim era el Comandante en Jefe de las fuerzas navales imperiales apostadas en el río de la Plata que cañonearon El Tonelero. Esta maniobra formaba parte de la coalición que lusitanos, uruguayos y entrerrianos opusieron a Juan Manuel de Rosas para su derrocamiento. Aquellos navíos del Brasil habían zarpado de la ciudad de Colonia, Uruguay, lugar donde se acoplaron en carácter de “invitados especiales” los oficiales unitarios Wenceslao Paunero, Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento.

A las 12:12 del 17 de diciembre de 1851 empezó la ignorada aunque importante batalla de El Tonelero en que la Federación se batió contra los buques imperiales del Brasil. Como bien lo da en señalar Lagos, la “artillería argentina abrió el fuego con “balas rojas”, el proyectil incendiario de la época”, mientras que los navíos brasileños “contestaron el fuego inmediato con sus sesenta cañones y con los fusileros apostados en las bordas”. (4) Al cabo de una hora y media de duración, tanto las bajas como las averías brasileñas no resultaron significativas, todo lo cual permitió a los invasores continuar su pasaje hacia la desembocadura del río de la Plata. Tampoco hay datos que permitan contabilizar las bajas federales del general Mansilla.

En un Parte dado a conocer por el Jefe de la Escuadra brasileña Souza Mello y Alvim, se sabe que las fuerzas argentinas de Lucio N. Mansilla lograron impactar tres balas de cañón en uno de los costados de la corbeta Doña Francisca que comandaba el inglés James Parker. Aquí resultó herido un marino de nombre William Moore.

Entre otros detalles, se pudo conocer que una de las “balas rojas” de la artillería federal (en el Parte se lee “bala ardente”) causó grandes daños a la corbeta a vapor Recife, la cual tuvo algún foco de incendio, e incluso sufrió dicha embarcación brasileña el incesante fuego de metralla proveniente de las baterías apostadas en las costas del Paso del Tonelero. Se cuentan tres bajas propinadas al Brasil: son los “fusileros navales Cándido José Coelho, y Manuel Alexandre, y el marinero imperial Bernardino da Ilora, que había sido gravemente herido por una bala de artillería”. También hubo 2 heridos en la tripulación del Recife.

El marinero imperial Alexandre Moore, de origen britano, perdió su pierna derecha en momentos en que el vapor Affonso estaba siendo asediado por la fusilería de los infantes federales. Y una bala de artillería de la Santa Federación le partió el cráneo al marinero primero brasileño de nombre W. Andres, quien resultó muerto. La embarcación Caliope, por su parte, fue otra de las que más sufrió el fuego patriota desde las costas de El Tonelero, por lo que la artillería federal quebró su bauprés (palo de proa de un barco que está levemente inclinado hacia arriba) e hizo daño en los costados de la nave. Otras averías fueron producto de las incesantes balas de fusil que los hombres de Mansilla tiraron contra el brique Caliope. (5)

El Paso del Tonelero había sido previamente fortificado por Mansilla con “16 piezas y guarnecida por dos batallones de infantería, una batería de artillería ligera y un escuadrón de caballería”, sumando una plaza de 1500 hombres. No obstante, un descendiente de antiguos federales netos de la zona, Javier Tisera, menciona que en 1851 allí lucharon los efectivos del 2º Batallón de Patricios de Buenos Aires y un “Batallón Provisorio” que se armaba provisoriamente a través de las levas entre los gauchos de las zonas aledañas, y que una vez transcurrida la acción éstos volvían a sus tareas habituales. “Hubo batallones provisorios en todo el país, pues se armaban en cada lugar donde se luchaba. Está el caso de un Batallón Provisorio en la provincia de La Rioja, por ejemplo”, dice Tisera. Esta unidad tenía su propia bandera de Guerra y no se componía de “soldados regulares”, de allí las pocas menciones que se les profieren en las bibliografías militares argentinas.

Es muy probable que el Regimiento “Patricios” de Buenos Aires haya participado en El Tonelero en 1851, si tenemos en cuenta que en un documento hallado por el ejército del Brasil en San Benito de Palermo en febrero de 1852, en el lugar donde figuraban los batallones de “Patricios” que se encontraban en Buenos Aires por diciembre de 1851, no había evidencias o datos del 2º Batallón de Patricios que por entonces se hallaba bajo el mando del general Felipe Heredia, hermano del asesinado gobernador de Tucumán, don Alejandro Heredia.

Se infiere, por ende, que los efectivos del 2º Batallón de Patricios de Buenos Aires estaban, hacia noviembre de 1851, guarnecidos en los Cuarteles de Santos Lugares, comandancia militar de la Santa Federación que fue el punto desde el cual en octubre de 1845 partieron los ‘Patricios’ al mando del coronel Ramón Rodríguez ante la ignominiosa decisión de Francia y Gran Bretaña de penetrar en los ríos internos nuestros en artera violación de nuestra soberanía nacional.

Referencias:

(1) En verdad, hubo una tercera batalla o combate de El Tonelero que se libró el 9 de enero de 1846, donde las fuerzas nacionales estuvieron bajo el mando del general Lucio Norberto Mansilla, al igual que aconteciera en las máximas refriegas de la Guerra del Paraná.
(2) Las naves fueron: 1) corbeta Doña Francisca; 2) vapor Affonso; 3) corbeta a vapor Recife; 4) vapor Pedro II; 5) corbeta Unido; 6) vapor Don Pedro; y, 7) brique Caliope.
(3) Lagos, Julio Alberto. General Don Hilario Lagos, Tomo II, Círculo Militar, Buenos Aires, Julio/Setiembre 1972.
(4) Op. cit., página 24.
(5) Titara, Ladislao Dos Santos. Memorias, Río Grande do Sul, 1852, p. 152, 153, 154 y 155.

Fuente:
Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado
Turone, Gabriel O. – Rememoración de dos batallas de El Tonelero (1845 y 1851), Buenos Aires, 2013.
www.revisionistas.com.ar

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar