Juan Martínez

Coronel Juan Martínez (1846-1930)

Nació en Mercedes, provincia de Buenos Aires, el 8 de marzo de 1846, siendo sus padres, Clemente Martínez y Gregoria Morales.  El 25 de noviembre de 1861 ingresó como cadete o distinguido, en el Batallón 10 de Infantería de Línea, Compañía de Cazadores

El 4 de enero de 1862 ascendió a sargento 2º, marchando a Rosario con su cuerpo en el curso del mismo mes.  Permaneció destacado en Rojas desde marzo a junio, pasando en el último mes de referencia al Fuerte Junín, donde obtuvo el 31 de octubre de igual año su pase al Batallón 4º de Infantería, de guarnición en el mismo punto, pasando en diciembre de 1862 a Rojas.  Perteneció a la Compañía de Cazadores.

Posteriormente fue designado subteniente por una Orden del Cuerpo, y ejerciendo tales funciones desempeñó por dos veces la comandancia del Fortín “General Rodríguez”; en la segunda oportunidad que ejerció este cargo Martínez fue completamente rodeado en el fortín mencionado por los indios invasores, siendo protegido por el entonces capitán Lorenzo Vintter que mandaba un escuadrón.

El 26 de setiembre de 1864 recibió los despachos de subteniente de la 4ª Compañía sirviendo desde este mes hasta el de noviembre de igual año, en el Fuerte de El Chañar, pasando en esta última fecha a Junín, donde se encontraba cuando estalló la Guerra del Paraguay.  En mayo de 1865 se embarcó en San Nicolás para incorporarse a las fuerzas que iban a entrar en campaña, y en el curso del mes siguiente, el 4º de Línea se reorganizó en Esquina, para marchar en julio contra el enemigo.

Se halló en la batalla de Yatay, el 17 de agosto, por lo que mereció la medalla de plata acordada por el Estado Oriental a los vencedores de aquel hecho de armas.  Asistió a la rendición de Uruguayana, el 18 del mes siguiente, por lo que recibió la condecoración otorgada por el Emperador Pedro II.  Por su comportamiento en esta parte de la campaña, Martínez fue promovido a teniente 2º el 27 de diciembre de 1865, pasando a la 3ª Compañía.

Permaneció con su batallón en el campamento de Las Ensenaditas desde enero a abril de 1866, mientras el general Mitre procedió a organizar el Ejército Aliado y preparó su plan definitivo de operaciones  Se halló en el Paso de la Patria y toma de las fortificaciones de Itapirú, el 16 y 17 de abril de aquel año asistiendo, igualmente, al combate de Estero Bellaco, el 2 de mayo y a la acción que tuvo lugar el día 20 del mismo mes por el pasaje del mencionado Estero y la ocupación del campamento de Tuyutí por las fuerzas aliadas.

Asistió a la batalla de este último nombre librada el 24 de mayo de 1866, por la que recibió el cordón de plata que acordó el Congreso Argentino posteriormente.  También en el combate de Yataytí-Corá, el 10 de julio y el 11 en la mañana y en la tarde; resultando en el segundo encuentro 14 individuos de tropa fuera de combate y el teniente Rawson herido, a quien se le dio la orden de que se retirara, pero quedó en su puesto a su pedido, a pesar de su herida.

Se halló en el asalto de Curupaytí, el 22 de setiembre de igual año, violento hecho de armas en el cual murió gloriosamente al frente de su Batallón, 4º de Línea, su Jefe, el coronel Manuel Fraga, siendo reemplazado en el comando por el teniente coronel Florencio O. Romero, desempeñando las funciones de 2º, el sargento mayor graduado del 6º de Infantería, Liborio Bernal.  Martínez recibió el escudo de plata acordado a los que tomaron parte en aquel asalto y con fecha 7 de noviembre de 1866 ascendió a teniente 1º.

Con motivo de la rebelión que estalló en el interior de la República, bajó con su cuerpo a la provincia de Córdoba, acampando en Villa Nueva, en marzo de 1867; incorporándose al ejército del general Paunero.  Derrotados los rebeldes el 1º de abril en la batalla de Paso de San Ignacio, sobre el Río V, el 4º de Línea permaneció acantonado en el Fraile Muerto (hoy Bell Ville), en la provincia mencionada, hasta el mes de julio del mismo año, fecha en que pasó a la Capital de la República, para seguir viaje al Paraguay en el mes de agosto.

En setiembre de 1867 se hallaba nuevamente en el campamento de Tuyú-Cué, siendo promovido a ayudante mayor el 9 de octubre de igual año.  Tomó parte en las operaciones en torno a la plaza de Humaitá, asistiendo a la ocupación de la misma el 25 de julio de 1868.  El 1º de octubre del mismo año ascendió a capitán.

Asistió al combate librado en Piquiciry y a la batalla de las Lomas Valentinas, el 27 de diciembre de 1868; así como también se halló en la rendición de Angostura el día 30 del mismo mes y año.  En Lomas Valentinas encontró la muerte de los héroes el Jefe del 4º de Línea, coronel Romero, siendo reemplazado en sus funciones por el comandante Liborio Bernal.

Participó en la marcha postrera que realizó el Ejército Aliado por el territorio enemigo, siguiendo las siguientes etapas: Cumbarity (enero de 1869), Trinidad (febrero a abril), Luque (mayo), Pirajú-Cajón (junio), Guazú-Virá (julio a agosto), Caraguatay (setiembre y octubre), Patiño-Cué (noviembre) y Villa del Rosario (diciembre de 1869).  Se halló en los hechos de armas que tuvieron lugar en el Camino de Pedraza, en los “Altos” de Azcurra y en Atirá.

El joven capitán Martínez, que al terminar la cruenta campaña del Paraguay contaba sólo 23 años, había participado en 14 acciones de guerra; pudiendo ostentar en su pecho 8 condecoraciones otorgadas por su destacada actuación en la misma.  Terminada aquella campaña, la primera rebelión de López Jordán lo llamó a la nueva zona de operaciones.  En abril de 1870 se incorporó en Gualeguaychú al ejército de la zona del Uruguay, con el que asistió a varios encuentros contra los rebeldes, y terminada la rebelión, el 12 de enero de 1871 obtuvo su baja y absoluta separación del servicio, por haberla solicitado, a causa de estar enfermo.  Desempeñaba entonces el mando de la 4ª Compañía del Batallón 4º de Infantería.

Establecido en Concordia, el 10 de abril de 1873 solicitó la medalla por la terminación de la Guerra del Paraguay, la que le fue acordada el 22 de igual mes.  El 28 de setiembre de 1875, fue dado de alta como capitán de la Compañía de Infantería que se iba a formar en la isla de Martín García, pero a su solicitud, el 20 de octubre del mismo año quedó sin efecto su reincorporación.

A su pedido, el 26 de julio de 1878 fue nombrado capitán de la Compañía de Infantería destacada en Patagones, donde estuvo a las órdenes del coronel Liborio Bernal, con el cual tomó parte en la expedición al desierto en el curso del año siguiente.  También pasó al Fuerte General Mitre, a tomar el mando de los indios de Catriel y Simón Rosas, con los que realizó algunas expediciones contra los salvajes, quitándoles haciendas y tomándoles prisioneros.

Disueltas las compañías de línea de Patagones, el 24 de julio de 1879 pasó a prestar servicios en el Regimiento 1º de Caballería, mandado por el coronel Manuel J. Campos.  El 5 de diciembre del mismo año obtuvo despachos de capitán de caballería con anterioridad al 14 de octubre de 1868.

Tomó parte con el 1º de Caballería en los encuentros con los revolucionarios de junio de 1880, desempeñando dos comisiones importantes: una a Merlo, a tomar las fuerzas que allí había, telégrafo y comunicaciones; y otra a Quilmes, con la misma misión, rindiendo las tropas rebeldes que estaban al mando del comandante Michimber.  El 1º de abril de aquel año ascendió a sargento mayor graduado, recibiendo la efectividad el 30 de julio del mismo.

El 23 de diciembre de 1880 pidió la separación de su Regimiento, lo que le fue concedido el 14 de enero de 1881; siendo muy honrosos los términos del informe de su Jefe, el coronel Campos, al informar la solicitud del mayor Martínez; quien pasó en la fecha precitada a la Inspección y Comandancia General de Armas; pasando como ayudante de la Inspección de Caballería, el 4 de marzo de 1882.

Al tomar aquella Gran Repartición la denominación de Estado Mayor General del Ejército, el 1º de enero de 1884, el mayor Martínez desempeñó las funciones de ayudante del general Joaquín Viejobueno.

El 14 de julio de 1885, con anterioridad del 30 de junio de igual año, pasó al Regimiento 1º de Guardias Nacionales de Caballería de la Capital, como 2º Jefe, cuerpo que se hallaba a las órdenes del coronel Salvador Maldonado.  Con fecha 9 de julio de 1886 ascendió a teniente coronel.

El 1º de enero de 1892 pasó al Estado Mayor General – Inspección de Milicias, y al año siguiente, a la 1ra División de Ejército, bajo el mando del general Palacios, con fecha 22 de noviembre de 1893, después de haber revistado hasta ese día en la Plana Mayor Activa  desde el 3 de agosto de igual año.

Sirvió en la Plana Mayor de la mencionada División, en Santa Catalina, hasta el 16 de octubre de 1895, en que pasó a la secretaría del Consejo Supremo de Guerra y Marina; donde posteriormente desempeñó las funciones de Intendente, ejerciendo las cuales pasó a situación de retiro el 1º de abril de 1904.  Con fecha 22 del mismo mes fue confirmado en el cargo que desempeñaba, en el que continuó hasta el 12 de diciembre de 1905, en que hizo efectivo su pase a retiro.

Por decreto de 7 de octubre de 1905 le fue acordado el sueldo del grado inmediato superior, por hallarse comprendido en el Art. 19, capítulo VI, título III, de la Ley 4707, por tener 46 años, 7 meses y 12 días de servicios en el momento de pasar a situación de retiro; y 17 años, 8 meses y 26 días de teniente coronel.

El 28 de noviembre de 1917 fue ascendido a coronel por estar comprendido en la Ley 10307, del 9 de octubre del mismo año; siéndole extendidos los despachos correspondientes, el 28 de febrero de 1918.  El 2 de octubre de 1924 fue comprendido entre los “Expedicionarios al desierto”.

Aparte de los servicios detallados, el coronel Juan Martínez fue Oficial Principal del Cuerpo de Bomberos en la época en que lo mandó el después general Manuel J. Campos.

Falleció en Buenos Aires, a las 12.30hs del 20 de julio de 1930.  El 14 de junio de 1882 había contraído enlace en Concordia, provincia de Entre Ríos, con Trinidad Toledo, natural de aquella ciudad; hija de Sixto Toledo y Cesárea Moro, nacida el 17 de diciembre de 1862 y fallecida en Buenos Aires, el 11 de setiembre de 1931.

Aparte de las condecoraciones mencionadas, el coronel Martínez recibió las siguientes: medalla de hierro con sol de plata otorgada por la República Oriental a los que participaron en la guerra del Paraguay; creada por Ley de 14 de octubre de 1889; la del mismo metal con pasador de plata, concedida por el Brasil por la misma causa (Decreto Nº 4560 de 6 de agosto de 1870) y la del Río Negro.

Fuente

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado

Portal www.revisionistas.com.ar

Yaben, Jacinto R. – Biografías argentinas y sudamericanas – Buenos Aires (1939).

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar