Fernando García del Molino

Retrato de Juan Manuel de Rosas realizado por Fernando García del Molino, El Pintor de la Federación

Nació en Santiago de Chile, el 13 de marzo de 1813.  Era hijo de Agustín García del Molino, comerciante español, y Carmen de la Torre.  Trasladados sus padres a la Argentina en la época de la Independencia sospechosos de realistas, fueron despojados en Mendoza de una respetable suma de oro, por denuncia de una criada.  Gracias a la ayuda prestada por algunos parientes y Pedro Plomer lograron llegar a Buenos Aires en mayo de 1822, para alojarse en la casa de su pariente Molino Torres.

Mostró pronto sus inclinaciones por el dibujo y aprendió los rudimentos en la Universidad, guiado por Pablo Caccianiga.  Autodidacto, no estudió con maestro alguno, aunque se dijo que fue discípulo de Jean Philippe Goulu.  A los 25 años, ya era un artista de notoria reputación, y tuvo como discípulo al sanjuanino Franklin Rawson, cuyo influjo fue visible.

Se naturalizó argentino, siendo el pintor más caracterizado del tiempo de Juan Manuel de Rosas, de quien realizó no pocos retratos, como también de su esposa, Encarnación Ezcurra, de su hija Manuelita, la hermana y cuñada del Restaurador, y numerosas personalidades de la época, muchas de las cuales son miniaturas.  La iconografía profusa de Rosas y sus familiares es imparcial y descriptiva en su objetivismo.  Algunas de ellas las hizo con Carlos Morel, su antiguo condiscípulo, y ambos firmaron trabajos de Rosas y de su esposa, en 1831.  Estas miniaturas como otras que auténticamente son suyas, lo definen en su labor técnica y estilo,

Retrató también a personajes importantes como Juan Facundo Quiroga, el fraile José Félix Aldao, a Francisco Suárez y Villoldo, el coronel Joaquín Hidalgo, Agustina Rosas de Mansilla, Irene Gutiérrez de Tollo, al coronel José María Rojas, Juan Moreno, jefe de policía de 1845 a 1852, y tantos otros.

Sus lienzos y miniaturas tienen vitalidad pujante en el color y en la composición.  Hay en las últimas, transparencias delicadas que se impregnan de un puro contenido anímico.  Los retratos reproducen las imágenes reales, con gamas de emoción romántica que adquieren sentido rítmico en cada pincelada.

En sus retratos, tanto realizados del natural como en base a daguerrotipos y fotografías, pretendió reflejar la personalidad del modelo, y así fue elogiado como un escrutador de caracteres.  Supo concentrar el interés en la cabeza del retratado, así como definir volúmenes en base a un trazo seguro y a la sobriedad en el contraste de los colores.

Fue un pintor federal que vio de cerca a sus personajes que se adecuan al espíritu de aquella sociedad.  En un “Album de bocetos”, que quizás le perteneciera, podrían figurar sus apuntes al lápiz de la Quinta de Estrada, Iglesia de la Villa de Luján, Cabildo de Luján o dibujos acuarelados como Pergamino (1845).

Después de la batalla de Caseros, su actividad fue muy escasa.  Vivió dedicado a la pintura en su hogar.  Durante sus últimos años, realizó un viaje a Europa, siendo huésped de la familia Terrero, en Inglaterra.

De su obra, Julio R. Payró destaca un dibujo del perfil de Rosas anciano, probablemente logrado en Southampton, como muy meritorio con respecto a su producción anterior.

Falleció en Buenos Aires, en 1899, a los 86 años de edad.  José Mármol lo retrató en su “Amalia”.  Era fino, cortés, siempre atildado, con su levita impecable y su invariable sombrero de copa.  Menudo de cuerpo y de talla corta, era de trato afable, vivaz, salpicado con una pisca de sano humorismo.

Su obra se exhibe en el Museo Histórico Nacional, en el Museo Nacional de Bellas Artes, en el Museo de Arte Hispanoamericano “Fernández Blanco”, en el Municipal “Eduardo Sívori”, en el Colonial e Histórico de la Provincia de Buenos Aires (Luján) y Convento de San Francisco, Córdoba, como en colecciones particulares.

Fuente

Cutolo, Vicente Osvaldo – Nuevo diccionario biográfico argentino – Buenos Aires (1971)

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado

Payró, Julio R. – 23 Pintores de la Argentina (1810-1900) – Eudeba, Buenos Aires (1978)

Portal www.revisionistas.com.ar


Artículos relacionados

Carlos Morel
La pintura en tiempos de Rosas
Raymond Monvoisin
Adolphe d’Hastrel de Rivedoux

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar