Carolina Tobar García

Dra. Carolina Tobar García (1898-1962)

Nació en Quines, Provincia de San Luis, el 10 de noviembre de 1898, siendo sus padres Teodocio Tobar y Raimunda GarcÌa Torres, ambos puntanos. Realizó su educación primaria en la “Escuela Elemental de Niñas” (1), de esa ciudad, y los estudios secundarios de maestra en el Colegio Normal de Villa Mercedes. Su primer trabajo fue en una humilde escuela rural de Potrerillo, una localidad distante unos quince kilómetros al sudeste de la Villa de Praga. Allí debió ejercer la doble función de maestra y directora.

El 19 de junio de 1920, cuando habían transcurrido dos años y nueve meses desde su llegada por primera vez a la escuela de Potrerillo, presenta su renuncia y decide trasladarse a Buenos Aires para cursar los estudios de medicina. Allí se instaló en una pensión familiar situada en la calle Lerma 536, en el Barrio de Villa Crespo. Antes de finalizar el mes de diciembre de ese mismo año, Carolina ya había rendido tres materias en el Liceo Nacional de Señoritas, de esta Capital. En febrero del año siguiente rindió dos más. Y debió esperar a julio para rendir las dos faltantes con las cuales tuvo las equivalencias completas para obtener el título de bachiller, necesario para el ingreso a la Facultad.

Mientras cursaba su carrera en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, a fin de poder costear sus gastos, Carolina Tobar GarcÌa empezó a dictar clases de Historia, Anatomía y Psicología en el Colegio Ward, que por entonces funcionaba en la Avda. Rivadavia al 6100, en el barrio de Flores. Comenzó el 1º de marzo de 1921 y permaneció allí hasta el 31 de julio de 1927. El 1º de agosto de ese mismo año tomó licencia sin goce de sueldo y comenzó a ejercer como maestra en una escuela dependiente del Consejo Nacional de Educación.

En 1929, en una época en la que eran pocas las mujeres que ingresaban a los estudios médicos, se graduó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

En 1931 obtuvo una beca para estudiar psiquiatría infantil, en el Colegio de Profesores de la Universidad de Columbia en los Estados Unidos, adonde se interesó particularmente en la deficiencia mental. Permaneció en ese país durante los años 1931 y 1932. De regreso a la Argentina comenzó a trabajar en distintas instituciones, tanto educativas como médicas y psiquiátricas.

En el año 1936 Carlina Tobar García decía: “si echamos una ojeada a la organización de nuestra escuela primaria creeríamos estar en un país de niños privilegiados donde todos fueran estrictamente normales o superdotados. Apenas si contamos con algunas escuelas al aire libre, una para ciegos y otra para sordos. Pero no tenemos escuelas para retrasados”.

El 1º de marzo de 1938 se hizo cargo de la Clínica Psicológica del Colegio Ward, durante nueve meses al año. El 31 de mayo de 1942 renunció definitivamente

En 1941, obtuvo el título de Médico Legista, y en 1944, el de Doctor de la Universidad de Buenos Aires, con la tesis intitulada Higiene Mental del Escolar.

En los años siguientes participó en distintos congresos y colaboró en la creación de diferentes establecimientos. En 1961 introdujo en nuestro país el novedoso material didáctico creado por la “Escuela Jean Piaget”.

Ocupó diversos e importantes cargos institucionales: Profesora en el Instituto Ward (1921-1942); Inspectora de Escuelas de Adultos, Inspectora General de Enseñanza (1945) del Consejo Nacional de Educación; Jefa del Consultorio Psicofisiológico (desde 1934) del Cuerpo Médico Escolar y, luego, Inspectora Médica Escolar en el grado de Oficial Mayor hasta 1957, año en que se jubiló.

Como docente universitaria fue Jefe de Trabajos Prácticos de la cátedra de Clínica Psiquiátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (1938-1948) y, en la Facultad de Filosofía y Letras de la misma universidad, profesora titular de Didáctica Asistencial y Escuelas Diferenciales (1957-1958) y Pedagogía Diferencial (1959-1962). Ejerció como médica en el Hospicio de las Mercedes y en la Liga de Higiene Mental bajo la dirección del Dr. Gonzalo Bosch, quien había sido uno de los introductores en nuestro país de esa iniciativa originada en los EE. UU. a partir de su fundación por Clifford Bird.

Carolina Tobar García tuvo un papel pionero, en nuestro país como creadora y supervisora de instituciones específicas centradas en las dificultades presentadas por los niños en el ámbito educativo a la que se conoce como educación diferencial. En 1942 creó la “Escuela Primaria de Adaptación”; primera escuela para deficientes mentales o “niños retardados”, tal como se los caracterizaba en esos años.

Decía la Dra. Tobar García: “Cuando era adolescente, yo trabaje en la casa de una familia rica de San Isidro. Tenían un hijo deficiente mental. Me ordenaron que lo sacaran a caminar bien temprano, a la mañana, o al medio día, cuando no había nadie en las calles. A la familia le daba mucha vergüenza tener ese hijo”.

Para la autora, un niño se insertaba correctamente en la sociedad siendo escolarizado, aunque fuera diferencialmente. Para ello propuso criterios diagnósticos a fin de determinar la entrada de los infantes en ese circuito de aprendizaje.

Tobar García quien nunca se casó y no tuvo hijos, falleció en Buenos Aires el 5 de octubre de 1962, de leucemia linfoidea.

Entre sus obras principales se cuentan: Educación de los deficientes mentales en los Estados Unidos. Necesidad de implantación en la Argentina (1933), Temas de Psiquiatría Escolar (1939), Higiene Mental del Escolar (1945) y Psicología Aplicada (1946).

Hospital infanto juvenil Carolina Tobar García

En 1957, en los considerandos de las ley 12628/57 que creaba en Instituto de salud mental dependiente del Ministerio de Salud Pública, que centralizaba a todos los hospitales psiquiátricos del país, se hace mención a que “era inadmisible que en la Argentina no existiera un hospital psiquiátrico infanto juvenil con su equipamiento correspondiente”.

Once años después, el 20 de diciembre de 1968 se inaugura el hospital infanto juvenil, que lleva el nombre de la Dra. Carolina Tobar García en homenaje póstumo, por la resolución número 966 del Instituto de Salud Mental, firmada por el entonces interventor, Dr. Julio Estevéz.

El hospital infanto juvenil Carolina Tobar García es una institución eminentemente asistencial, pionera en su tipo en el país y en Latinoamérica.

Provee un experto cuidado del niño y desde que se creó se constituyó en el único hospital monovalente en el campo infanto juvenil en las áreas de asistencia, prevención, rehabilitación y de formación profesional.

Referencia

(1) Actualmente esta escuela funciona en un moderno edificio propio y se llama “Escuela Provincial Nº 50, Eulalio Escudero”.

Fuente
Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado
Fontan Fernández, Delia – Dra. Carolina Tobar García – Buenos Aires (1995)
Portal www.revisionistas.com.ar
Stagnaro, Juan Carlos – Historia y Epistemología de la Psiquiatría – APSA
Telo, María Laura – Carolina Tobar García

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar